Emilio Hernández Valtierra

Justo en el inicio de mi camino profesional, cuando empezaba mi carrera como psicólogo, llegó a mi vida la filosofía del yoga, dos enseñanzas que se han convertido en pilares principales, tanto en mi vida personal como en mis consultas.

Ambas me inspiraron a investigar mi historia desde la gestación, lo que me ayudó a entender a mis ancestros, abuelos y padres. Me enseñaron a no juzgar, etiquetar o señalar, ni tratar de cambiarlos, sino entender mi herencia; la psicología me equilibró emocionalmente y el yoga me llevó a mí mismo, me limpió físicamente, a través de los movimientos, posturas y meditación.

A través de los años, comprobé que la psicología al juntarla con el movimiento corporal del yoga, equilibran la salud, no solo física y mental, sino también otorga calidad de vida en todos los aspectos, razón por la cual, al día de hoy, poco más de 20 años de aplicar en mis terapias dicho método, he encontrado que las personas resuelven más rápidamente su situación. 

Es por ello que en conferencias y talleres insisto en que la clave es conocer nuestra historia de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *